jueves, 29 de septiembre de 2016

Vista al frente

Lo llaman karma, o "quien siembra vientos recoge tempestades". Me pregunto si el autor de la frase "la religión es el opio del pueblo" piensa lo mismo de todo esto. Aunque esté muerto, aunque solo pueda alcanzar a ver las nubes. Tengo una cosecha con mis mejores dientes de león en el nacimiento de mis cabellos. Las semillas quieren volar con el viento, quieren viajar y ver más y mejor. No puedo hacer que ninguna de ellas parezca estar en lo cierto, pero decidirán dónde irán a posarse, y espero que al menos una de ellas se agarre a alguna mente pensante. ¿Quién está equivocado? ¿El mundo... o yo? ¿El frío, mis emociones contenidas, o esa melodía de guitarra que consigue hacerte recordar, imaginar y mirar el mundo con una lente más vítrea?
Siempre voy curioseando y buscando respuestas que, aun sin ser obvias, casi llego a adivinar. Quizás esta sea una de esas respuestas. Pero hay veces que las respuestas no dejan más que un regusto a plástico barato en los labios. Tener las respuestas no cambia nada, no es la llave, hoy no es mi llave. Quizás el problema no sea intentar averiguar, sino intentar asimilar. Como en un círculo vicioso en el que estás sumergido, y dentro del cual, te engañas a ti mismo para pensar que no, que tus preguntas aún no tienen solución. Que nadie las ha respondido. No quieres dar el siguiente paso. No quieres admitir que ya lo sabes, que ya sabes lo que ocurre. No quieres agarrar la respuesta, te quema, arde en tus manos, te da miedo. Y por eso sigues pretendiendo hacer como que sigues buscando algo que ya encontraste hace años. Por eso sigues estancado en esto y en ciertas cosas de estructura similar. Es miedo. Es nadie. No es algo concreto, esta flecha nunca será certera, ya lo sabes. Son muchos blancos, pero a la vez no es ninguno. Nadie está equivocado. Pero jamás podrás salir de ahí si sigues quejándote de que tus engranajes son defectuosos. Apuesta por ellos. Quiérelos. No es una flecha. Es una vista al frente, con emociones sin censura, y un paso más hacia delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario