martes, 29 de diciembre de 2015

UNDONE

"¿Por qué todo suena tan mal? Las palabras ya no crean lazos entre ellas. Ahora se limitan a ser expulsadas. Caen en el papel con un ruido sordo y se mantienen tan frías... Tan frías que no puedo evitar borrarlas una y otra vez. Pero debo escribirte algo, lo que sea. Aunque no sea algo tan cálido como lo que debería ser. Al menos son palabras que vienen de mí, de mis entrañas. Lo que no puedo pretender es que vayan a transmitirte algo si yo ahora mismo no siento nada. Solo siento frío. Se me han dormido los pies, y siento que los dedos de las manos se me van a caer a pedazos. Perdóname, no necesitas saber eso. Es solo que... odio mentirte. Aún así sé que a partir de este punto, la lectura ya no te podrá ser agradable. Perdóname de nuevo.

Sé que entraste en mi casa y después en mi dormitorio. Fuiste muy cuidadosa y lo dejaste todo en su sitio, pero cuando entré allí horas después, percibí tu perfume como una bofetada que me resultó totalmente familiar. Aún te queda tanto que aprender... Y seguramente pensarás que yo no pretendía que encontraras ese cuaderno. Pues bien, ese era mi objetivo. Así que en parte puedes pensar que estaba esperando a que entraras en mi casa para dártelo yo mismo. De todas maneras, creo que es mejor que lo hayas cogido por tu cuenta. No por nada, sino porque aún no sabía cómo podría mirarte a la cara después de que hubieses abierto aquello. Debo decirte que se me había pasado por la cabeza la opción de salir corriendo. Sí, eso es exactamente lo que he hecho. Y obviamente no te diré dónde estoy, como ya habrás podido deducir. Solo te diré que lo último que deseo ahora es encontrarme contigo.

Ahora pensarás que empezaré a explicarte lo que viste entre mis páginas. Pues no, no lo haré. No seas tan egoísta, Ivory. Piensa también en mí, en lo que me duele hablar sobre algo que pone en duda toda mi existencia. Hablar de ello sería como explicarte lo bien que te he mentido durante todo este tiempo. También supondría desnudar todo mi ser ante ti, cosa que no pienso hacer en ningún momento de mi vida. Así que, llega a tus propias conclusiones. Dibújame en tu mente de la forma que prefieras. Olvídame o piénsame, porque no sabré que lo estás haciendo. El cuaderno te pertenece ahora, y sí puedo decirte que todo lo que hay en él es cierto. De ti depende descifrarlo, ponerlo en práctica, o esconderlo, porque no deseo que nadie conozca todo lo que hay escrito. Confío en ti, Ivory. Debes ser consciente de que ese cuaderno es algo muy importante, y que muchos deben andar ya detrás de él. Me siento algo culpable por que corras ese riesgo, pero eres la única que sabrá guardar mi secreto.

Espero que me sepas perdonar y te prohíbo rotundamente que vayas a buscarme. No tengo miedo de que me vayas a encontrar, porque sé que te será imposible hacerlo, pero no quiero que andes tú sola por ahí vagabundeando como un perro.

Esta será la última vez que me podré comunicar contigo, aunque ni siquiera puedo estar seguro de que vayas a encontrar esta carta. Sea como sea, dudo de si hacer de ésta una despedida emotiva, o algo más serio y formal. El frío me aturde, me cuesta razonar en estos momentos, pero el hecho de que no voy a volver a verte me produce una sensación que simplemente no me deja abandonar el papel sin decirte lo mucho que yo te amo. Se me mezclan emociones en el pecho, no quiero saber que pensarás de mí en el momento en el que hayas llegado a este punto de la carta. Pero todo esto que estoy haciendo o que ya habré hecho es lo correcto, lo que debería haber hecho mucho antes de conocerte, así al menos ninguno de los dos lo estaríamos pasando tan mal, pero eso es algo que ya no tiene solución.

Vive feliz y risueña como siempre lo has hecho, y todo este mundo será más bello.

Déibel."

Carol ✰❤(^ω^)❤✰

No hay comentarios:

Publicar un comentario