viernes, 3 de abril de 2015

Mi humilde opinión sobre las mentes humanas.

La belleza es muy subjetiva, es algo que cada persona encuentra en un lugar distinto. Una flor delicada, tal como una rosa, suele parecer bella por sus colores intensos, por la forma de sus pétalos... Pero para algunas personas es una flor bella por sus espinas, esas pequeñas defensoras de que las rosas deben permanecer intactas junto a su tallo. 

Sin embargo, quiero hablar de la belleza en el maravilloso y demente ser humano... Y siendo como soy, no sería de extrañar que encontrase la belleza en una puta olla, pero con toda mi sinceridad y hablando desde esta cabeza loca llena de ideas descabelladas, las mentes humanas me parecen la parte más bella y maravillosa del ser humano. Unas pequeñas pero sofisticadas cajas de ideas, capaces de imaginar lo inimaginable, convirtiéndose cada una de ellas en su propia edición limitada. Unas jaulas de pensamientos que de vez en cuando mandan pájaros con ideas escritas hacia el exterior para que salgan a la luz. Una parte nuestra capaz de volverse totalmente voluble según los estímulos que reciba. Para mí son un gran enigma o misterio, y por el mero hecho de serlo, me parecen bellas y dignas de ser analizadas durante horas... Aunque, sí, soy consciente de que quizás sea de esas personas, que tras conocer a alguien, empiezan a crear sutilmente un mini-cuestionario imaginario totalmente improvisado, lleno de preguntas sobre cómo puede pensar ese alguien acerca de algo, o sobre cómo debatiría ciertos temas. Pero me es inevitable no pensar en ello, abstenerme del maravilloso proceso de imaginar, empatizar, y con suerte, llegar a comprender...

Que sí, que el corazón y demás ñoñeces son lo más importante... Llámenme loca, pero eso nunca me fascinará tanto como una mente que sepa expresar todo el potencial de sus pájaros, una mente soñadora que consiga sorprender... Una mente no necesariamente inteligente, sino inusual... Una Cajita de Ensueño peculiar.

Carol ✰❤(^ω^)❤✰

1 comentario:

  1. Yo veo la belleza en Avatar o en los Juegos del Hambre, supongo que para mí la belleza está en la ciencia ficción y el gore.

    ResponderEliminar