martes, 29 de julio de 2014

Estás acabada...

Ni "hola muy buenas", ni presentaciones, ni nada. Si os soy sincera, mi cajita de ensueño se está haciendo trizas últimamente. Sí... ya no queda lugar para el optimismo en ella... Solo hay vacío. Y como no, el vacío es causado por la triste soledad...

Eh aquí una triste soñadora de palabras melancólicas. Siempre he intentado ser optimista, pero hay veces en la vida en las que una ya no puede seguir siéndolo. Intentas seguir adelante, quieres salir de ese oscuro pozo sin fondo de desesperación que te va engullendo poco a poco... Pero no puedes, claro que no. Estás tan acabada que te da igual sumirte en el la desesperación, te da igual todo. Y cuando te das cuenta, ya estás dentro de ese pozo, encogida en un rincón y buscando refugio en el dolor y la oscuridad. Bah, qué depresivo, ¿no? Pero la realidad es así. El mundo me hace ser así. La soledad me ha hecho ser así.
Antes igual habría sido una patética ignorante llena de inocencia, que se apiadaría de todos y de todo. Pero ahora no. Ya no. Es tarde. Cuando el mundo te hace daño, cuando te hiere en lo más hondo, cuando te deja sola con la única compañía que supone la soledad, entonces empiezas a cambiar. No te das cuenta, no te percatas de ello, pero cambias. Ya no ves el mundo con esos ojitos despreocupados e inocentes. Lo ves todo bajo un manto invisible de odio y desengaño. Ya no te comportas igual con las personas, porque cuando a una persona le hacen daño continuamente, esa persona acaba por hacer daño a la gente también. La vida es así... Y es algo triste. Pero... ¿quién estuvo allí todos esos días en los que me moría por dentro poco a poco y me sumía en la tristeza? ¿Quién se ocupó de curar las heridas que me dejó la crueldad humana? ¿Quién se percató de mis débiles lágrimas? Nadie. Nada. Y duele, pero es la verdad.
El dolor endurece corazones y mata esperanzas. Y claro, una idiota como yo llena de esperanza muere después de pasar por lo que ha pasado. Sí, soy una muerta errante, ni la sombra de lo que era, me doy pena.
Mi cajita de ensueño está vacía y sucia. Aunque puede que algún día alguien vuelva a abrirla y rescate del polvo los pocos sueños que me quedan y a los que me aferro constantemente. Pero por ahora mi cajita de ensueño... Bueno... Está tan acabada como yo.

Carol.

4 comentarios:

  1. No estás tan sola como te imaginas, busca a tu alrededor y te darás cuenta de que tus amigos, tu familia y los seguidores de tu blog están más cerca de lo que crees. Y no has cambiado nada, lo único que ha cambiado en ti es tu forma de pensar y de ver la vida. Y tampoco estás acabada, busca en tu interior y sal del pozo en el que has caído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos, anónimo... Sí, puede que no esté sola. Pero recuerdo que cuando escribí esto sí me sentía así. Aunque creo que lo peor de la soledad no estar sola, sino estar rodeada de gente y sentirme sola aún así. Yo intento salir del pozo con uñas y dientes. Pero a veces parece que es inútil. Apenas veo un rayito de luz del exterior, cuando me caigo de nuevo al fondo. Pero no me mola rendirme... Nunca me ha molado. Así que conseguiré salir del maldito pozo. ¿Dices que no he cambiado? Bueno... espero que eso sea verdad... Tampoco me mola cambiar...
      Y bueno, gracias de nuevo, anónimo.

      Eliminar
  2. Sé como te sientes, lo sé perfectamente porque, yo ya me he rendido, no pude aguantar tanto dolor y es por eso por lo que estoy tan vacio por dentro.
    Sin embargo, no quiero que a ti te pase lo mismo, no quiero porque tú eres una de las personas que más admiro en éste mundo, porque me has ayudado en todo y porque vas a hacer realidad mi sueño. No quiero que te undas en la desesperación... simplemente no quiero.
    Jamás te rindas.
    Mirate en un espejo, ¿Que eres exactamente? te lo diré yo, una persona entre millones, pero una persona especial, quizas la persona más especial de todo el mundo. Eres fuerte, Ins :)
    Lo que más daño te hará ahora es el amor, el cariño, el afecto... Manten una mente rigida y fria, la gente no puede contigo.
    Quiero que habras esa cajita de ensueño y lances la llave que la cerró tan tan lejos que nunca más la vuelvas a ver, sal de ése pozo y sube a la montaña más alta que veas porque, alli es donde no podras sentirte sola.
    Tienes que llenar ése hueco vacio que hay en tu interior que no ha sabido llenar nadie, tú lo lograrás.
    La gente solo son sombras que tapan tus sentimientos, no vale la pena sufrir por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... Mil gracias Kaito... Por tu comprensión, por tu ayuda, por tus ánimos que me ayudan tanto... Siempre te estaré agradecida. Siempre.
      Claro que no, no estoy dispuesta a rendirme, pero tampoco quiero que tú te rindas... Me imagino por lo que has pasado, y sé que es duro... ¡Pero no puedes tirar la toalla aun así! Todo no está acabado. Así que levanta cabeza y demuéstrale al mundo que Kaito Megure sigue dando guerra. Y recuerda que yo siempre te estaré apoyando desde donde estoy. Mi Cajita de Ensueño siempre tendrá un recuerdo muy especial de ti.
      Gracias por ser como eres... ¡y ánimo! :)

      Eliminar